Un juego muy serio

Nuestros perros pueden llegar a jugar casi con cualquier cosa. Pero ¿Te has preguntado alguna vez qué es realmente el juego y cuál es su utilidad en el mundo canino? A medida que vayas leyendo este artículo descubrirás que jugar es algo mucho más serio de lo que parece…

 ¿Qué es el juego?

Según Gordon Burghardt, antes de profundizar en la utilidad del juego deberíamos definir claramente en qué consiste y qué lo diferencia de otros comportamientos.

El juego es:

  • Espontáneo, voluntario, con intención, placentero y gratificante por si mismo.
  • Se diferencia de los comportamientos “serios” en que es incompleto, exagerado, torpe o con algunos patrones de comportamiento modificados.
  • El comportamiento se lleva a cabo repetidamente de una forma similar.
  • El juego se produce siempre y cuando los animales se alimenten adecuadamente, tengan buena salud y se encuentren libres de estrés.
  • El juego es uno de los primeros comportamientos que desaparece cuando los animales están hambrientos, se encuentran amenazados o en un entorno estresante.

¿Para qué sirve el juego?

Una vez definido lo que es el juego, podemos echar un vistazo a su utilidad. Todavía suele escucharse la teoría de que el juego es un modo de practicar los comportamientos adultos. Los animales recrean comportamientos que necesitarán para sobrevivir como adultos, como cazar, establecer jerarquías, rituales de cortejo y de lucha. Esta teoría se derrumba rápidamente cuando nos damos cuenta de que los adultos, al igual que los cachorros, también juegan.

Otras teorías más actuales han sido ideadas por Mark Bekoff en su libro “Animal Play”. Bekoff sostiene que la experiencia del juego permite aprender sobre las intenciones de otros individuos y sirve también para enfrentarse a lo inesperado (todo juego tiene cierto grado de imprevisibilidad, eso es lo que lo hace divertido). Podríamos decir entonces que el juego es algo así como un lenguaje universal diseñado para aprender.

Quien ha tenido un cachorro sabe que puede ser agotador cubrir su continua demanda de juego. Pero el cachorro no está “únicamente jugando”: está aprendiendo. Jugar es algo propio de los mamíferos para poder conocer las reglas impuestas por su entorno social. Y el juego en sí mismo lleva implícito el cumplimiento de ciertas normas.

Hay algo de paradójico en todo esto: jugar no proporciona ninguna recompensa funcional desde el punto de vista fisiológico y derrocha una cantidad importante de energía. Debemos darnos cuenta de que si el juego existe es porque evolutivamente resulta rentable para el desarrollo de los individuos y sus relaciones sociales.

El juego resulta de gran utilidad tanto para nuestro perro como para nosotros. Mientras juega, el perro podrá mejorar su coordinación, pondrá a prueba su inteligencia a la hora de resolver problemas y dará salida a su necesidad de ejercicio físico.

Por otra parte, durante el juego nosotros tendremos la posibilidad de establecer límites y normas, y mejoraremos nuestra relación con el perro, facilitando de esta manera su educación y adiestramiento.

 ¿Por qué ciertos perros parecen saber jugar mejor que otros?

El motivo de ello es la llamada “Neotenia” (del griego neo-, joven, y teinein, extenderse), que por medio de la cría selectiva a lo largo de la historia ha dado lugar a perros adultos en los que han permanecido conductas “juveniles”, que hacen de ellos ejemplares moldeables y fáciles de integrar en nuestra sociedad humana.

Dependiendo de la raza el grado de neotenia puede variar, de éste modo podemos observar cómo los perros de origen nórdico con rasgos semejantes al lobo tienden a ser reservados e independientes, mientras los perros con alto grado de neotenia y rasgos antagónicos al lobo suelen estar siempre dispuestos para jugar y odian separarse de su dueño.

Quienes entrenan perros a alto nivel conocen bien la importancia del juego a la hora de prepararles para adiestramento deportivo, rescate, detección de sustancias y muchas otras especialidades, ya que además de servirle a los perros como estímulo a la hora de trabajar, es una potente herramienta para reforzar la relación afectiva entre nosotros y nuestros perros.

Perroo

¿A quién no le encantan las mascotas? Claro está, a muchas personas les agradan y puede que a otras no. Los que las tienen deben ocuparse de sus necesidades, darle de comer, sacarlo a pasear, asearlo, llevarlo al veterinario, entre otros. Sin embargo, no es un secreto para nadie y es que se conocen de muchos casos de mascotas o animales que en gran medida son abandonados por diferentes razones, así como otros que pueden escaparse y perderse. La gran mayoría de estos animales suelen ser perros y gatos aunque también pueden ser de otras especies.

Perroo

Para ello, existen instituciones que se –hacen cargo- de estos pobres animales que ahora caminan por las calles sin hogar. Estas instituciones son los refugios de animales, y por lo general buscan que estos animales consigan un nuevo hogar. En consecuencia, estas instituciones requieren de instalaciones para poder llevar a cabo esta labor mientras son cuidados hasta que consigan un nuevo dueño y por la cantidad de animales que usualmente manejan, es necesario organizar a los animales para aprovechar el espacio con el que se cuenta.

¿Cómo organizarse con las estanterías?

En una institución de este tipo, es indispensable la utilización de estanterías metálicas para aprovechar el espacio de modo que, el espacio provisto sea adecuado para el animal en cuestión, para así permitirle el libre movimiento y que tenga un sitio de descanso apropiado. Asimismo, el uso de una estantería metálica permite que los animales puedan estar organizados por raza o especie, así como por tamaño y otros atributos que sean de relevancia.

No está de más decir que, para la manutención de estos animales por el tiempo que sea necesario, se necesitan insumos. Cabe resaltar que muchos de estos animales son enviados a laboratorios, son sacrificados por motivos de salud, etc. Como mencionábamos, por lo general estos animales pueden abarcar un rango  de varias especies y por tanto, cada una necesitará de insumos adecuados para tal especie. Es por ello que, es necesario contar con un almacén de alimento y medicamentos, como por ejemplo, vacunas para diferentes animales y alimentos para cada especie particular que también puede ser gestionado mediante un almacén empleando estanterías metálicas.

Gatito

¿Por qué elegimos metálicas?

Sin duda son las que nos ofrecían un mayor rendimiento y proyección en el almacenaje de todo lo necesario para nuestros perritos. Por otro lado, las tiendas de animales también forman parte importante de la salud de nuestras mascotas, ya que, es allí donde acudimos a surtirnos de alimentos y medicinas. Hoy en día, dada la creciente cantidad de animales que cada vez más,  son domesticados por el hombre, no sería posible su manutención sin la entidad que nos provea de todo lo necesario, como pueden ser jaulas, camas, vacunas, alimento, vitaminas, entre muchos otros artículos que pudiésemos necesitar.

 

Por ende, como en todo negocio, se necesita de un inventario suficiente para poder prestar un servicio eficaz a los clientes. La gran mayoría de tiendas almacenan sus productos utilizando estanterías metálicas, ya que, no sería posible organizar tantos productos de una forma eficiente, desde nuestra posición recomendamos las de sin tornillos que puedes encontrar en http://estanterias.com.es/. Después de ver las de Mecalux o Ikea, realmente son las que más nos convencieron para nuestra actividad.

De esta manera pueden llevar un mejor control de inventario y mejor organización, lo que permite a su vez reponer el inventario según sea necesario, además podrán solicitar los pedidos a sus proveedores justo a tiempo para mantener el negocio funcionando correctamente.

bodasperros

El mercado de las mascotas cada vez es mayor, y a pesar de la crisis esta en continuo crecimiento, por ejemplo en España en 2015 se generaron más de 2300 millones de euros.
Debido a este gran crecimiento, cada vez son mayores el número de servicios para mascotas, y hace poco ha nacido un nuevo servicio que consiste en la organización de bodas para perros.

De momento es algo novedoso y poco conocido, aunque en 2016 se lograron realizar en España más de 35 bodas.
Pero estos enlaces no se los puede permitir todo el mundo ya que el coste de cada boda es de más de 900 euros, contratando uno de los packs más económicos que no incluiria todo, en el caso de elegir el pack más completo el precio sería de más de 10.000 euros.

La empresa organizadora se encarga del catering para los invitados, los vestidos, las arras y la tarta de bodas.
El propietario de una de las empresas nos comenta “el número de demanda es cada vez mayor y la gente está dispuesta a pagar mucho dinero por realizar este tipo de bodas, por lo que creo que un futuro muy cercano puede ser que este trabajo me de el dinero necesario para poder vivir sin buscar otras fuentes de ingresos”.

Después de realizarse la boda cada perro vuelve a la casa de su dueño y se ven algunos días a lo largo de la semana, después cuando tengan el celo se les juntaran para que puedan ser padres.
Algunos de los dueños de este tipo de empresas se han planteado la organización de despedidas antes de la boda tal y como ocurre con las bodas con personas. Aunque dudan de si este servicio podría funcionar tan bien como el de bodas caninas.

Por lo tanto el número de servicios de este sector cada vez es mayor, lo que es algo muy positivo porque indica que el amor por las mascotas esta aumentando, y la sociedad se va concienciando de que las mascotas hay que cuidarlas y que no deben ser un capricho el cual abandonamos cuando nos cansamos de él.

Próximamente en Guauf os traemos más noticias curiosas, algunas ofertas en productos para mascotas y unos intersantes consejos sobre el cuidado del bulldog francés.

La Navidad está cada vez más cerca, y la necesidad de regalar algo a nuestros seres más queridos está muy patente. Muchas personas eligen regalar mascotas en estas fechas, porque más que un regalo son una inversión con la que pasaremos mucho tiempo.

 

 

Los reptiles están muy de moda, y por eso hemos querido escribir este artículo sobre los principales cuidados de la tortuga de tierra. Si ya tienes una, este post te vendrá genial, si todavía estás pensando en comprarte una, no lo dudes más e infórmate sobre este peculiar animal.

 

Alojamiento

Tu tortuga de tierra, necesita un espacio amplio para vivir. Por tanto, será importante que te hagas con terrario para tu tortuga de tierra, y que éste sea los más grande posible. Pero con el terrario no basta, tendremos que aclimatarlo para nuestra pequeña mascota. Es conveniente poner en el suelo del terrario un buen sustrato, con partículas de gran tamaño para que el terrario se mantenga limpio y seco. También puedes optar por utilizar un lecho natural a base de arena, tierra y follaje, pero tendrás controlarlo exhaustivamente para mantener una higiene apropiada y evitar que tu tortuga se coma estos materiales.

Otros factores a tener en cuenta, son la humedad, la temperatura y la iluminación del terrario. Lo ideal es colocar el terrario cerca de una ventana, donde tenga luz directa y buena ventilación. Si no dispusiéramos de este espacio, tendríamos que colocar lámparas especiales para terrarios y fuentes artificiales de calor.

Si tienes la posibilidad, saca a tu tortuga de tierra de su terrario de vez en cuando para que haga algo de ejercicio y se mueva más allá de su hábitat. Si además tienes jardín, tendrás un lugar ideal para que tu tortuga pueda realizar sus largas y pausadas caminatas diarias.

 

Alimentación

Las tortugas de tierra son animales omnívoros, es decir, se alimentan tanto de frutas y vegetales como de otros animales, por lo que para mantenerlas saludables debemos ofrecerles una dieta variada y altamente nutritiva. De esta forma, evitaremos enfermedades en su piel y caparazón, y otras posibles complicaciones.

La alimentación de la tortuga de tierra debe de ser ante todo variada. No es adecuado darle siempre el mismo tipo de alimento, puesto que de esta forma la tortuga no recibiría la cantidad de nutrientes y vitaminas necesarias para tener una buena salud.

Una dieta adecuada para las tortugas de tierra debe tener un contenido alto en fibra, que incluya hierba, plantas, flores, lombrices, verduras, trozos de carne cruda y todo tipo de frutas excepto cítricos.

 

Reproducción

Si además de una tortuga macho, tienes una tortuga hembra puede que durante la época de celo aprecies el apareamiento de ambas mascotas. Por lo normal, la cópula de las tortugas de tierra dura en torno a los veinte minutos aproximadamente, y la gestación unas ocho o nueve semanas.

Recuerda, las tortugas de tierra son reptiles, y por tanto son animales silvestres y no domésticos, por lo que tendremos que llevar a cabo muchas tareas para que nuestra tortuga se sienta como en casa, es decir tendremos que hacer un esfuerzo para que su entorno se parezca lo máximo posible a su hábitat natural.

 

Un perro guía o perro de asistencia, es un tipo de perro adiestrado para guiar a personas ciegas o con deficiencia visual grave; ya sea para acompañarlas en su día a día, o para ayudarlas en los trabajos del hogar. Este tipo de perros tiene una serie de derechos y privilegios que el resto de perros no tienen, y que además están reconocidos legalmente. Estos animales, tienen el derecho a acceder a lugares y espacios de uso público, con independencia de su titularidad, siempre y cuando acompañen a su dueño (persona ciega o con deficiencia visual). Este derecho está garantizado por diversas leyes dictadas por las distintas Comunidades Autónomas. En aquellos casos en los que la normativa autonómica no prevea nada sobre esta materia, se aplicará la regulación estatal contenida en el Real Decreto 3250/1983, de 7 de diciembre. 

Los perros guía están entrenados y capacitados para percatarse de peligros eventuales que su dueño no es capaz de ver, como pueden ser unas barreras arquitectónicas, o un paso a nivel. Para desarrollar este tipo de destrezas, los perros guía tienen que tener una capacidad bastante alta de inteligencia, y un nivel de entrenamiento avanzado.

 

¿Qué razas pueden ser perros guía?

Principalmente hay tres tipos de razas que encajan en el perfil de un perro guía: El labrador, el pastor alemán y el golden retriever. Los perros de estas razas, se caracterizan por ser muy activos e inteligentes por lo que se hacen muy adecuados para la función  de perro guía. Son animales con muchas ganas de aprender y a los que les gusta ayudar a su dueño. El tamaño varía según la raza, el sexo y edad:

  • Labrador:Este tipo de raza, se caracteriza por su pelo denso y fuerte, el cual podremos ver de varias capas, desde el blanco hasta el negro pasando por la capa chocolate. Es la raza más utilizada como perro guía, gracias a la sociabilidad, la inteligencia y el trabajo que es capaz de desarrollar para su dueño.

 

  • Pastor alemán: Estos perros son inteligentes, dinámicos y rápidos en sus decisiones, algo que los hace muy proclives para ser perros guía. Para este tipo de animal, es necesario que la persona a la que ayude le tenga un especial cariño y empatía, para que el animal se sienta seguro cuando lo tenga que ayudar.

 

  • Golden retriever: Son un tipo de perro guía que se caracteriza por su sensibilidad, su iniciativa y su Suelen ser de color dorado, y con el pelo largo y sedoso.

Éstas son las razas de perros guía más comunes, sin embargo en los últimos años se han emprendido varias iniciativas para adiestrar perros de otras razas, e incluso utilizar mezclas de perros, y perros callejeros, como una manera más de solucionar el problema de las personas invidentes; y por otra parte para darle un hogar y función a los perros callejeros.

Perros guía en España

En España, la mayoría de los perros guía son entrenados y certificados por la ONCE. Esta organización se encarga de todo el entrenamiento de los perros, y del alto coste que este tipo especial de adiestramiento supone.

 

 

Enseña a tu paloma

¿Tienes una paloma?, ¿o quieres tener una?, ¿te gustaría adiestrarla? Estás enhorabuena, porque en el siguiente artículo te vamos a dar las claves para que empieces a adiestrar a tu mascota. Para poder adiestrar a una paloma, es necesario seguir los siguientes pasos básicos y necesarios:

  • Es importante que comiences su adiestramiento con la muda de su primera pluma primaria del ala. Para iniciar la primera suelta de nuestra paloma, es recomendable llevar a otra paloma que ya haya volado, para hacer de guía a la nuestra. El recorrido nunca debe ser superior a un kilómetro.

 

  • La segunda suelta deberá ser a dos kilómetros, o bien sola o bien en grupo, y a partir de ahí solo habrá que ir aumentando los kilómetros a recorrer para nuestra mascota; la tercera suelta será de cinco kilómetros, la cuarta de diez kilómetros, la quinta de veinte kilómetros, la sexta suelta de cincuenta kilómetros, la séptima de setenta y cinco kilómetros, y por último la octava suelta que se hará de cien kilómetros.

 

  • Antes de empezar estos entrenamientos, es recomendable haber enseñado a volar previamente a nuestra mascota, por lo que es necesario que ésta ya vuele sin parar durante al menos diez minutos. Para esto, podemos entrenar todos los días por la mañana y por la tarde a nuestra paloma, primero estableciéndole 10 minutos de vuelo, y posteriormente incrementándoselo hasta la media hora.

 

  • Las horas de suelta de las palomas deben ser temprano, a las 7:00 de la mañana y a las 4:00 de la tarde, pudiendo variarse las horas según las características propias de cada zona. Sí que es importante hacer la suelta siempre a la misma hora, para acostumbrar a nuestra mascota.

 

Pero, ¿y si lo que quiero es entrenar a una paloma mensajera?

Te gustan las palomas, pero no solo quieres entrenarla para jugar con ella o pasar un buen rato, si no que pretendes adiestrarla como a las medievales palomas mensajeras. Se suele decir que hay tantos métodos de entrenar a una paloma como aficionados existen, un dicho que tiene parte de verdad, y parte de mentira pero que finalmente nos puede ayudar a aprender a adiestrar a nuestra paloma. A continuación os dejamos algunos consejos comunes aplicables a cualquier tipo de entrenamiento para adiestrar a nuestra paloma como mensajera:

  • Empezar el entrenamiento a edad temprana. La edad de inicio puede variar un poco pero oscilará entre los 25-30 días. En este periodo es muy recomendable que nuestra paloma ocupe un palomar propio y que esté en grupos de más o menos la misma edad, además hay que intentar que todos los días vuele por el palomar.
  • Entrenar al pichón. A los pocos días de colocarle en el palomar, nuestra mascota ya estará lista para empezar a recorrer distancias cortas, ya que habrá adquirido fuerza en las alas y empezará a recorrer algunos metros por su cuenta.
  • Entrenar su sentido de la orientación.A los tres meses de edad, llega el momento de dar un paso más en la educación de nuestra paloma, y será aquí cuando empecemos a trabajar su sentido de la orientación. Primero, lo acostumbraremos a desplazarse por nuestra casa, de una jaula a otra, o de un habitáculo a otro y de vuelta a su palomar. Cuando veamos progresos, tan solo nos quedará llevarlo a la calle y probar a soltarlo para que así aprenda a volver a nuestra casa.

Tras lo expuesto, solo nos queda decir que el adiestramiento de una paloma normal o mensajera es relativamente sencillo, tan solo requiere dos elementos: tiempo y paciencia. 

 

 

Los gatos son unos excelentes animales de compañía, y cada vez es más habitual ver a estos adorables felinos entre nosotros, ocupando un lugar más de nuestras casas. Todos hemos oído alguna vez eso de que los gatos son unos animales muy limpios, y es verdad que éste tópico es cierto; los gatos tienen la tendencia natural a limpiarse y a acicalarse el pelo, y también a orinar y defecar en su arenero. Podemos decir por tanto, que los gatos son unos animales muy limpios a los que apenas hay que enseñarles normas o directrices de limpieza. Por ello, enseñar a un gato a usar su arenero no suele ser necesario en la mayoría de los casos, pero a veces algunos gatos se muestran más reacios a utilizar este tipo de elementos. En este artículo os vamos a dar las claves para que enseñéis a vuestro gato a usar el arenero:
gato y arenero

  • Si tu gato es pequeño asegúrate de que puede subir al arenero.
  • No pongas el arenero cerca de la comida del gato.
  • Sitúa el arenero en un lugar tranquilo en el que el gato tenga cierta privacidad. La localización del arenero es clave para que el gato lo use: el lugar debe ser agradable, sin corriente frías de aire.
  • A veces, es la orientación del recipiente lo que falla, por lo que debemos colocarlo de forma que el gato tenga una visión completa de la habitación, de manera que no esté contra la pared. Una vez escogida la ubicación del arenero, ésta debe ser definitiva.
  • Enséñale al gato dónde has puesto el areneroy remueve la arena con la mano para que vea lo que es.
  • El tamaño y la forma de la caja también es importante, el cajón debe tener de media 1,5 veces el tamaño del gato y estar abierto, ya que hay gatos que rechazan los areneros cubiertos.
  • Debemos mantener el arenero limpio, y retirar las heces cada día y cambiar toda la arena una vez por semana. Además, el recipiente debe limpiarse con agua y jabón de forma periódica.
  • Cuidado con la arena que compras. Algunas marcas incluyen perfumes que pueden desorientar al gato a la hora de identificar la ubicación del arenero.
  • ¿Tiene el cajón arena suficiente? El recipiente debe contar, al menos, con cuatro centímetros de altura de arena.
  • Un gato que no hace utiliza el arenero, y que no hace sus necesidades en él puede padecer una enfermedad, entre otras, una dolencia renal.
  • En casas con más de un gato, un arenero por cada dos felinos puede ser suficiente; pero si existen problemas, sin embargo, hay que incrementar el número y tener uno por cada animal.
  • El mal uso del arenero puede implicar que se generen problemas de agresividad entre nuestras mascotas (si tenemos más de un gato en casa). En este caso, el veterinario o etólogo animal será la mejor solución.

¿Puede hablar un loro?

Todas las especies de loros tienen la anatomía necesaria para poder imitar el habla humana. Éste, es uno de los atributos que hace a los loros atractivos para las personas como animal de compañía; y es que cada vez son más los hogares que tienen como mascota a ésta peculiar ave. Ya sea por su cuerpo cargado de plumas, su largo pico o su hermoso vuelo, los loros gustan los humanos, y más aún si éstos saben hablar.

Consejos para enseñar a hablar a un loro

Si nuestro loro es joven, y está acostumbrado al contacto con conversaciones humanas (ya sean físicas o a través de algún dispositivo de reproducción) será más fácil que éste empiece a hablar, pero como todo en esta vida requiere paciencia y repetición para conseguirlo.

Cada vez son más las personas que se preguntan: ¿Cómo enseñó a hablar a mi loro? Una pregunta que tiene respuesta, y que realmente se puede responder con dos palabras; paciencia y tiempo. Los loros son unos animales muy inteligentes, y a medida que pasemos más rato a su lado, prestándoles atención y practicando diferentes juegos con ellos, éstos responderán a nuestras peticiones. Los loros tienen una gran capacidad para imitar los sonidos y palabras que escuchan a su alrededor, por eso aquí te dejamos algunas recomendaciones y consejos para que empieces a enseñar a hablar a tu mascota:

  1. Nunca excedas los 10 o 15 minutos, cuando dediques tiempo a enseñar a hablar a tu loro.

 

  1. Cuando le enseñes a hablar, debes estar a solas con él, que nunca haya ningún objeto o persona que lo moleste o distraiga.

 

  1. No tengas encendido ningún dispositivo de reproducción (televisión, radio, móvil) que pueda distraer al animal.

 

  1. Las aves jóvenes aprenden más rápido, pero las viejas también lo pueden hacer, con un poco más de tiempo y paciencia.

 

  1. Empieza enseñándole palabras o sonidos sencillos como por ejemplo su nombre o el nombre de algún alimento que coma su mascota.

 

  1. Las clases no tienen un término fijo de tiempo. Pueden durar desde un mes hasta un año, y algunas veces más. No hay que desesperarse con ellos, ya que una vez que pronuncien su primera palabra aprenderán el resto mucho más fácilmente.
  2. Utiliza distintos tonos de voz cuando interacciones con tu loro, pues le sonará más agradable y por lo tanto estará más dispuesto a imitar esos sonidos.

 

  1. También puedes enseñarle palabras que asocie con determinadas acciones; como por ejemplo decir “hola” y “adiós” al entrar y salir de la casa.

Pero sin ninguna duda, la gran clave para que tu loro aprenda (además del cumplimiento de los consejos anteriores) es la repetición. Práctica mucho con tu loro y ten paciencia, ya que solo así comprobarás como poco a poco el animal consigue los resultados que le propones.